Masajes Gotas de lluvia

La terapia de gotas de lluvia consiste en el empleo de nueve aceites esenciales en su estado más puro mediante un masaje inspirado en los conocimientos del manejo de energía de los indios Iakota del territorio norteamericano combinado con técnicas de la digitopuntura y la reflexología.



El doctor Gary Young, creador de esta terapia afirma que los aceites esenciales cumplen la misma función en las plantas que la sangre en el ser humano. Producen más moléculas con capacidad de oxigenación que cualquier otra sustancia conocida y son sin duda el eslabón perdido en el campo de la salud, pues restablecen el equilibrio de la célula.

La terapia “Gotas de lluvia” tiene sus bases en estudios científicos sobre la esclerosis en sus diferentes modalidades y la desviación de la columna con virus o bacterias en estado latente. Esta terapia tiene un efecto neutralizante de los microorganismos mediante la acción de los aceites esenciales, además, tiene influencia en el plano emocional, mental y espiritual, consiguiendo así el balance integral del ser humano.

La primera fase de esta terapia es conocida como “vitaflex”; al igual que la reflexología emplea los puntos reflejos ubicados en la planta de los pies. Consiste en aplicar de tres a cinco gotas en dichos puntos. La diferencia en relación a la reflexología, la terapia de gotas de lluvia se realiza en un movimiento circular.

Posteriormente comienza la fase llamada propiamente “Gotas de lluvia” que consiste en dejar caer los aceites esenciales sobre la columna desde una distancia de 15 gotas-de-lluvia-aplicacion y esparcirlas a lo largo de la columna con unas plumas a modo de brochazos; ésta era la técnica empleada por los indios Iakota para estimular el flujo de energía.

Para obtener los resultados de esta terapia de una manera efectiva, es necesario prestar atención al espacio en que se va a realizar, pues el lugar debe estar en penumbra, libre de distracciones y ruidos. El paciente se debe involucrar en su propio proceso de sanación por medio de una respiración pausada, profunda y consciente.

Los resultados de esta terapia se pueden llegar a observar, en algunos casos, al término de la primera sesión. La terapia de gotas de lluvia también ha demostrado ser eficaz en infecciones respiratorias, trastornos digestivos, insuficiencia hepática, estrés, desequilibrios emocionales, etcétera. La composición de algunos aceites esenciales tienen propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y antiedematosas. Por ello sirven para tratar procesos inflamatorios y alteraciones de la piel por vía tópica.

Los aceites esenciales que se emplean en la terapia deben aplicarse en un orden estricto para poder funcionar correctamente:

– Aceite de orégano, con propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.
– Aceite de tomillo, que inhibe el crecimiento de microorganismos infecciosos.
– Aceite de albahaca, con efecto antiespasmódico.
– Aceite de ciprés, que mejora la circulación y reduce la inflamación.
– Aceite de gaulteria, indicado para huesos y articulaciones.
– Aceite de mejorana, relajante muscular y antiespasmódico.
– Aceite de menta, que se aplica al final para potenciar el efecto del resto de los aceites y tiene propiedades calmantes y antimicrobianas.

La inhalación de los aceites esenciales contribuye a incrementar las “S” (sistema emocional, sistema mental, sistema espiritual) con mayor rapidez, esto último se traduce en la mejoría de los estados de salud. A manera de recomendación, la guía Aceites esenciales, editada por Essential Science Publishing, señala que estos deben aplicarse siempre sobre la piel completamente limpia, evitar el contacto con los ojos y ser diluidos en aceite vegetal para evitar posibles reacciones dérmicas adversas.

En conclusión, la terapia de gotas de lluvia es una herramienta muy útil para restaurar el equilibrio en influir en sentido positivo sobre el organismo. Las propiedades antes explicadas favorecen energética y emocionalmente el empleo de las capacidades mentales, sin embargo, para que esto se pueda llevar a cabo, es necesario que el paciente apoye la terapia con su actitud, pues la falta de disposición hacia la terapia puede llegar a interferir y hasta a anular los efectos de los aceites esenciales.

Fuente: masajesspa

Abril C.

Esta entrada fue publicada en Belleza y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Masajes Gotas de lluvia

  1. Giò dijo:

    Se parece algo de muy innovador, en tema de rispristino del equilibrio personal..

Los comentarios están cerrados.